Skip to content

Galletas de mantequilla para San Valentín

San Valentín. Estamos ya a escasos días de la cita más romántica del año, día en el que miles de enamorados, se entregan regalos como muestra de cariño, y si queréis este año, podéis regalarle a vuestra pareja algo hecho por vosotros mismos.

He estado pensando en que receta hacer, ya que hay cosas tan bonitas y originales pero a su vez complicadas y engorrosas que, dado que es un día en el que gente no dada a la repostería puede que se ponga a hacer esta receta, me he decantado por hacer unas galletas de mantequilla con almendra. Un básico, que siempre sale bien y que no os costará aun siendo de esos, que solo entran a la cocina a comer 🙂

Si como yo, y otros miles, no tienes con quien compartirlas, puedes hacerlas simplemente con otra forma y comértelas con el desayuno, que bien buenas están.

Ingredientes para 12 corazones:

Para las galletas:

  • 170 gr de mantequilla
  • 130 gr azúcar
  • 1 huevo M
  • 300 gr de harina común
  • 100 gr de harina de almendra

Para decorar:

  • Agua
  • Azúcar glacé

También necesitaras:

  • Una ensaladera
  • 1 molde con forma de corazón
  • 1 rodillo
  • Papel de horno

Elaboración:

Galletas corazon 11- Lo primero, pesa la mantequilla y déjala fuera de la nevera 15 minutos antes de empezar con la receta (para que pierda dureza y tenga textura de pomada).

2- Pon en una ensaladera el azúcar junto con la mantequilla reblandecida y remueve con un tenedor hasta homogeneizar.

3- Ahora añade también la harina de trigo y la almendra en polvo (si no encuentras almendra en polvo, sustitúyelo por 80 gramos de harina). Amasa todo el conjunto hasta que no se te pegue a las manos. Añade más harina si se sigue pegando.

4- Forma una bola, fílmala, y métela a la nevera 3 horas para que la mantequilla se enfríe.

5- Calienta el horno a 170º

6- Pasado este tiempo, pon la bola entre dos papeles de horno, y con la ayuda del rodillo, alisa la masa hasta obtener una capa de medio centímetro de grosor.

Galletas corazon 37- Sirviéndote de un cortador con forma de corazón, corta la masa y ve colocándolos en otro papel de horno encima de la bandeja para hornear.

  • Si no tienes ningún cortador, no pasa nada, seguro que tienes un vaso por ahí. Fíjate si alguno de tus vasos, tiene la base cincelada, es decir, con alguna decoración. De ser así, puedes usar la base para marcar la masa y la boca del vaso para cortar la galleta.

8- Dispón las galletas sobre el papel un poco separadas entre sí para que no se peguen. Hornéalas a 165º durante 18-20 minutos o hasta que se doren (que no estén blancas).

Cuando estén frías, puedes entregarlas así, o puedes decorarlas bien con chocolate o con glaseado de azúcar.

9- Para el glaseado, pon en un cuenco pequeño una cucharada de azúcar en polvo y unas gotas de agua. Ve echando del uno o del otro hasta que tenga un color blanco opaco y textura densa.

  • Utilizando un palillo, haz puntos alrededor del borde de la galleta.

Ya está, ¿Fácil no? Para entregarlas, puedes atarlas con un poco de hilo bala o hacer un saquito con papel celofán.

FELIZ SAN VALENTÍN