Skip to content

Mermelada de cerezas

Las mermeladas, son esa elaboración tan recurrente en los pueblos, debido a que cuando una fruta es de temporada, ya sean higos, ciruelas o melocotones, siempre hay exceso de ella. Lo bueno de hacer mermeladas, es que te garantizas el tener fruta de primera calidad durante todo el año, para disfrutarla tanto en yogures como en tostadas con mantequilla. Esta es la primera receta de mermelada que subo, y he escogido la cereza picota, y en breve, haré una riquísima mermelada de albaricoques y mango.

¿Se puede hacer mermelada de cerezas en marzo? Pues no deberías, tanto por el tema económico, ya que vendrían de países de Centroamérica y también por un tema de salud. Si la fruta es recogida aquí y es de temporada, tendrá mucha fructosa (el azúcar de las frutas), de este modo, no necesitaras echar a penas azúcar refinado para endulzar la mermelada.

Así que aprovechando que estamos en junio, vamos a ello...

Ingredientes para 500 gr de mermelada:

Para la mermelada:

  • 1 kg de cereza Picota madura
  • 150 gr de azúcar
  • El zumo de 1/2 limón

También necesitaras:

  • 2 frascos de cristal de 250 cc (con tapa)
  • 1 cazuela
  • 1 pasapures
  • 1 cuchillo
  • 1 tupper grande

Elaboración:

mermelada de cerezas 21- Para hacer esta deliciosa mermelada, lo primero será lavarlas bien y quitar las cerezas que estén mal. Ya limpias, comenzaremos quitandole el hueso a las cerezas. Para ello, con el cuchillo, córtalas verticalmente por la mitad, y haz otro corte en el lado en el que se haya quedado el güito (hueso). Ve metiendo todas las cerezas "troceadas" en el tupper. Reserva 100 gr de cerezas sin quitarles el hueso.

2- Cuando hayas quitado el hueso a los otros 900 gr (± 820 gr en limpio), añádele los 150 gr de azúcar al tupper, revuelve un poco, y deja que "maceren" en la nevera durante 2 horas más o menos.


El dejar macerar las cerezas con el azúcar, tiene una función clave: el azúcar, es higroscópico, es decir, absorbe la humedad. Por ello, extraerá el agua de las cerezas para que a la hora de pocharlas, ya tenga una base liquida donde cocerlas, sino, habría que añadirle agua de grifo a la mermelada, y ya perdería sabor y textura.


cerezas en cazuela3- Ya transcurridas las dos horas, veréis que el tupper está con mucho liquido de las cerezas. Ahora, vuelca todo su contenido en el interior de la cazuela añadiendo también el zumo de medio limón, y ponlo a fuego fuerte. Calentarlo durante 15 minutos a fuego fuerte, removiendo de vez en cuando, y dejarlo otros 10 minutos a fuego medio.

4- Con la fruta ya cocida, retira ± 130 ml de caldo de cerezas (aprox. algo más de medio vaso). Retirando este delicioso caldo, conseguiremos una mermelada mas densa, si ves que la quieres más ligera, luego podrás añadirle algo del almíbar.

5- Pasa toda la mermelada por el pasapures, así se romperá un poco la fibra de la cereza pero sin triturarla, de este modo, también se quedaran algunas pieles en la rejilla.

  • Nunca tritures una mermelada, siempre es mejor pasarla por el pasapures, ya que la batidora eléctrica, la deja algo espumosa, y le clarea el color, de modo que esta mermelada de cereza negra, con batidora quedaría rosácea, y eso no nos interesa.

6- Volviendo a los 100 gr de cerezas que hemos reservado al comienzo, lo que haremos ahora, será quitarle el hueso y trocearlas en cuartos. Estos trocitos de cereza cruda, rehógalos medio minuto a fuego fuerte en la cazuela para que se caramelicen un poco y luego incorpóralos directamente a la mermelada acabada para que a la hora de comer, se noten de vez en cuando unos tropiezos de fruta.


mermelada de cerezas 37- Ahora que ya está terminada la mermelada, a no ser que te la quieras comer toda en dos días, te recomiendo que la envases al baño María. Es un modo de conservación muy fácil y que garantiza que sea salubre durante largo tiempo.

  • Llena los tarros casi hasta arriba del todo, dejando medio centímetro de margen.
  • Coloca la tapa (tiene que estar intacta, sin golpes) y ciérrala pero sin pasarla de rosca.
  • Mete los dos tarros en una cazuela y añade agua hasta que les cubra algo más de la mitad del frasco.
  • Pon el agua a hervir, y una vez que rompa hervor, deja los tarros cociendo 20 minutos.
  • Sácalos del agua y déjalos reposar.
  • Primero se tienen que ver que las tapas de los frascos hinchadas, y al de un rato, hundidas.

Curiosidad: muchas veces habrás utilizado el sistema de conserva "Baño María", pero no se si alguna vez, te has preguntado a que debe su nombre. Esto se debe, a que según los libros de historia, la primera alquimista conocida, se llamaba María; y este sistema de conservación, era uno de los pilares en la alquimia, por ello, en la actualidad, este es el nombre que se le ha dado.

Espero que te haya gustado esta receta, que podrás disfrutar todo el año.